El trabajador social como facilitador de los familiares de personas afectadas por el covid-19 coronavirus

Hasta el día de hoy, la cifra de fallecidos por la pandemia de coronavirus a nivel mundial ya sobrepasa las 42 mil personas. (Foto: Pixabay)

Por César M. Garcés Carranza, PhD  /

El coronavirus está causando una creciente amenaza para la salud mental. Los efectos son visibles y los vemos en estos casos: los sueños de una persona que ha sido traumatizada por años son más vívidos de lo que han sido en años. Una niña no se puede concentrar en la escuela o en la casa, asustada por la idea de que sus abuelitos se vayan a infectar con el covid-19 o coronavirus. Una persona que ha dejado de lavarse las manos obsesivamente ha retrocedido en medio de una andanada de mensajes públicos ordenándole que haga exactamente lo mismo.

Esta enfermedad puede ser seria y también fatal, especialmente para personas mayores y también menores de edad, y personas con otras condiciones médicas (tales como asma, diabetes, problemas del corazón), pueden ser más vulnerables a enfermarse seriamente y morir.

La gente puede experimentar:
1. Tos.
2. Fiebre.
3. Cansancio.
4. Dificultad en respirar (en casos severos).

Para millones de personas con desórdenes postraumáticos, los desórdenes obsesivo-compulsivos y otras formas de ansiedad son debilitadores. El coronavirus está causando una creciente amenaza para la salud mental. Todo esto comenzó cuando apareció en los noticieros que una nueva cosa está en el ambiente- “un nuevo virus.” La gente hizo grito de alarma e inmediatamente empezaron a ver cosas en el ambiente y los vieron como una amenaza.” El nuevo covid 19 coronavirus y el miedo de los problemas respiratorios que causa, mcovi-19, tienen alarmadas a personas de toda clase social de todo el mundo. La mayoría de las personas están preocupadas y tienen miedo acerca de esta epidemia que ya se ha convertido en pandemia.
Para la mayoría de las personas que sufren de desórdenes de ansiedad, la alarma del coronavirus puede exacerbar esta condición debilitadora. Esto puede resultar en un desencadenamiento para muchas personas, especialmente para aquellas que sufren de desorden obsesivo compulsivo o se preocupan de enfermarse.

El estrés tener que preocuparse por algo nuevo puede exacerbar los síntomas de desorden postraumático o desencadenar más ataques frecuentes de pánico en personas con más riesgo. Cuando las personas sufren de ansiedad, es porque creen y se enfocan en mentiras, distorsiones y exageraciones en su imaginación. Por ejemplo, alguien puede percibir algunos dolores de cabeza y una contracción nerviosa en el ojo como un tumor cerebral. Este fenómeno puede ocurrir también en masa.

Vemos la imagen del covid-19 (coronavirus) por todas partes, esto alimenta la ansiedad en la gente. Vemos las noticias en grandes titulares: “¡La primera persona que murió en Long Island!”…  Esto suena aterrador.

En este año (2020) 20,000 personas han muerto a causa delresfriado y esto no ha sido reportado sin descanso como en el caso del covid-19 coronavirus. Por supuesto que no todos los que sufren de desorden de ansiedad, inclusive enfermedad de ansiedad, se preocupan por este virus.

Desde que surgió el brote del covid-19 coronavirus, el 100% de mis clientes ha expresado tener miedo, ansiedad, incluso hasta pánico de contraer el coronavirus y por esta razón tienen miedo de salir de sus casas.

En mi opinión profesional, el miedo que el coronavirus puede causar que la gente con tendencias de ansiedad puedan desarrollar este desorden debilitador. Lo probable es que, para muchas personas con causas subyacentes de ansiedad, van a empezar a sentirla. No vamos a terminar con los casos del virus a corto plazo, con esto tampoco vamos a terminar con muchos casos de desorden de ansiedad.

Algunos consejos para las personas diagnosticadas con el desorden de ansiedad y para aquellas que están viendo noticias en la televisión o en Facebook:
1. Mantener la rutina cuanto más pueda.
2. Evitar los grupos, pero tampoco se aísle.
3. Duerme, porque es bueno para el sistema inmunológico.
4. Ingiere comida saludable, no comas comida chatarra
5. No bebas mucho alcohol o café
6. Has ejercicios: te calmará y aumentará tu función inmune.
7. Lee noticias de noticieros de confianza.
8. No te absorbas en las noticias.
9. Descansa, practica juegos de mesa, ve televisión de comedias si prefieres.
10. Escucha tu música favorita, diviértete mientras puedas.

Reacciones emocionales de los familiares:
Cuando una persona se enferma con el covid 19 coronavirus y luego se muere, las reacciones emocionales son devastadoras, especialmente para la familia inmediata (padres, hermanos, abuelos, hijos, esposa, novia, hermanos, nietos, sobrinos, tíos y primos).

Debido a que mucha energía está enfocada en el enfermo, aquellas personas pueden parecer invisibles, como si no importaran. Mientras que toda la atención está enfocada en el enfermo, los familiares no se dan cuenta de lo difícil que es la situación para ellos también. Hay que tener presente que la atención de un ser amado no se debe perder en el proceso. Y hay que tener en cuenta que la persona que atiende al enfermo también tiene reacciones emocionales tales como:

1. Ansiedad.
2. Miedo.
3. Cólera, enojo.
4. Frustración.
5. Culpa.
6. Angustia.

Los familiares del enfermo tienen la necesidad de:
1. Ser tratados con respeto
2. Participar en la atención médica de su ser amado
3. Ser informados con honestidad sobre la condición de su ser amado.
4. Ser libres de dolores físicos y emocionales.

Diariamente vemos en las noticias que personas se están muriendo por causa del covid-19 coronavirus y es necesario mantener una cercana comunicación con los familiares. Los obstáculos deben ser superados proporcionando intervenciones efectivas, especialmente con aquellas personas que no saben inglés, aquí en los Estados Unidos.

Obstáculos para una buena comunicación incluyen las diferentes actitudes acerca de la atención médica y malentendidos pueden interferir con la comunicación.
Muchas veces, a los familiares se les solicita participar en decisiones de vida o muerte, lo cual puede empeorar la crisis entre ellos.

Para poder hacer un plan de intervención y una evaluación adecuada en esta clase de intervenciones, es imprescindible ayudar a los familiares a superar el estrés y la crisis emocional. Esto podría tener resultados positivos. Los trabajadores sociales utilizamos en el contenido de la orientación de crisis, la habilidad de hacer una diferencia. Los trabajadores sociales, basados en el modelo de intervención de crisis podemos asistir a los familiares de los pacientes afectados por el coronavirus al reducir el trauma. El enfoque de trabajo social es sobre lo que está sucediendo en el presente y no en relación con el pasado.

Durante estos tiempos de crisis, los trabajadores sociales deben de ser parte del esfuerzo interdisciplinario para la intervención de crisis. Los trabajadores sociales podemos colaborar con el personal médico. La intervención de crisis es importante para los trabajadores sociales, especialmente en situaciones de trauma como lo que actualmente está sucediendo. El proveer intervenciones adecuadas a las personas en situaciones de crisis y estrés emocional es parte de la práctica diaria de los trabajadores sociales.

Desafortunadamente la intervención no puede ser ofrecida en persona como en otras circunstancias donde no hay riesgo de infección. Es por esto por lo que las intervenciones deben de ser solamente por video o por teléfono. Como profesional de salud mental, esta situación es frustrante y estresante debido a la imposibilidad de intervenir adecuadamente, ya que no es lo mismo la intervención personal que por teléfono o video.
Los traumas y trastornos emocionales son la causa de diferentes efectos en las personas. Mientras que la muerte y la gravedad son para muchas personas, las situaciones más extremas en el trauma, las personas sienten similares molestias emocionales cuando se enfrentan con los retos de la vida cotidiana, especialmente si se enfrentan con algo difícil por primera vez y so el reto parece amenazar ciertas áreas de debilidad emocional, la cual se presenta en diferentes maneras, como el caso del coronavirus. La desesperación y angustia de una persona pueden no ser causa de ninguna amenaza para otra persona. Este modelo me recuerda que la percepción de otras personas es diferente a la nuestra, ya sea que somos nosotros los que estamos consternados, o el que está ayudando a otro a enfrentar el problema.

Dado el énfasis de intervención de crisis y apoyo emocional a los familiares de los pacientes con el coronavirus, se puede postular que trabajo social tiene en estos momentos una oportunidad significante para la intervención de crisis con los familiares de los pacientes. Los trabajadores sociales estamos retados constantemente a demostrar nuestras destrezas clínicas y de la misma manera, también tenemos la oportunidad de influenciar a otros profesionales de salud y al público.

Todos en un momento dado de nuestra existencia, vamos a tener que enfrentar tragedias, epidemias, desastres y situaciones de crisis que luego se pueden convertir en traumas emocionales, difíciles de superar, por ejemplo, la muerte de un ser amado (padres pareja, hijos, hermanos, abuelos.

La práctica de trabajo social conlleva un proceso que determina la intervención profesional, con respecto a lo que hay que hacer, cómo hacerlo y en qué orden, con el objetivo de conseguir que las personas puedan superar los obstáculos que los afligen.
En resumen, la intervención de los trabajadores sociales en situaciones de crisis es importante por las siguientes razones:

1. Identifica y controla situaciones de crisis.
2. Provee intervenciones de crisis.
3. Promueve intervenciones para aliviar síntomas específicos y reduce el riesgo de estrés emocional.
4. Evalúa la reacción del medio ambiente y conecta a la víctima (paciente), la familia y a los que atienden al paciente (médicos, enfermeras), con los recursos disponibles de la comunidad.
5. Identifica intervenciones psicosociales.
6. Evalúa y administra aspectos psicosociales del dolor/pena.
7. Valoriza la efectividad de la intervención de crisis.

¿Qué necesidades tienen los familiares de los pacientes infectados con el covid-19 corona virus?
Basado en mi experiencia (Bronx Lebanon Hospital Center, Bronx New York, 1997-2013), en situaciones de crisis, los familiares de los pacientes tienen varias necesidades, las cuales están agrupadas en áreas que son universalmente experimentadas por la mayoría de las personas:

1. Recibir seguridad: reflejando la necesidad de mantener la esperanza y de hablar acerca de la recuperación del enfermo. Satisfacer esta necesidad puede promover la confianza, seguridad y libertad de duda.
2. Permanecer cerca de la familia: reflejando el deseo de unir y mantener la relación positiva de la familia. Satisfacer esta necesidad puede ayudar a la familia a calmar su miedo.
3. Recibir información adecuada y en su idioma: reflejando el entendimiento de la condición del enfermo. Satisfacer esta necesidad sienta las bases para que los familiares hagan decisiones y puedan ayudar al enfermo.
4. Estar cómodos: reflejando la necesidad de reducir el estrés emocional. Cuando se está cómodo, se conserva energía y se reduce el miedo, estrés.
5. Recibir apoyo emocional: reflejando la necesidad por la intervención profesional, asistencia o auxilio. Satisfacer esta necesidad ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad, a mejorar los recursos disponibles para la familia y a mantener fuerza para apoyar al enfermo.

La comunicación con los familiares de los pacientes es un componente importante de la práctica de trabajo social. A los familiares se les da la oportunidad de hacer preguntas, de expresar sus preocupaciones, sus temores, sus sentimiento y emociones, sin temor a ser juzgados.

Cuando una persona está enferma y no tiene capacidad emocional para hacer decisiones médicas y siendo probable que no se vaya a recuperar, la función del trabajador social es la de localizar a sus familiares o conocidos e informarles acerca de su admisión al hospital y, al mismo tiempo averiguar si el paciente alguna vez les habló sobre sus deseos médicos en caso de que no pudiera hacerlo.

Las siguientes personas pueden dar consentimiento para el tratamiento médico en el caso de que el paciente no tenga la capacidad emocional para poder hacerlo:
1. Esposa (legalmente casados).
2. Padres.
3. Hijos adultos.
4. Hermanos.
5. Adultos que conocen al paciente.

El trabajador social reconoce y respeta la dignidad de las personas. Trabaja con múltiples sistemas y está atento a las diferencias individuales, resolviendo conflictos que son consistentes con los valores, principios de ética y normas de la profesión de trabajo social.

La reunión con los familiares es importante para lograr una discusión honesta acerca de los objetivos y deseos del paciente con respecto a la atención medica necesaria.

Con el apoyo emocional del trabajador social se puede lograr control, predeterminación, conexión, concentración para poder hacer decisiones significativas para la familia.

Como facilitador, el trabajador social debe estar comprometido en lo que respecta al interés del paciente y su familia, tener destrezas de comunicación, ser experto en dirigir reuniones con familias, entender el proceso de trabajo en grupo, tener preparación en dinámica familiar y, por último, tener la habilidad de enfocar las preguntas y respuestas emocionales dentro de las actividades importantes.

El tiempo y la duración de la reunión con los familiares varían debido al número de miembros presentes, la complejidad de la situación, el tiempo necesario para que los familiares puedan expresar sus emociones, sus miedos, y para reunir suficiente información adicional por parte del personal médico.
Aunque muchos de los recursos y guías de comunicación están disponibles, una de las maneras mάs prácticas para facilitar la comunicación acerca de su contenido emocional fue descrita por Kira, P y Kira, J. (2004), Garcés, C. (2018):

1. Ser justo.
2. Mantener el curso de la comunicación.
3. Dar tiempo.
4. Demostrar que las personas son importantes.
5. Cubrir información adecuada.

Actualmente no existen fórmulas que reúnan todas las necesidades emocionales de los familiares. El trabajador social trata de reunir la información necesaria y las recomendaciones del personal médico, junto con las necesidades emocionales de los familiares y su proceso de entendimiento, para así aumentar el sentido de control, conexión y significado.

Dentro de este contexto, el paciente recibe la atención medica que requiere, mientras que los familiares estarán dispuestos a aprender mecanismos de defensa para controlar su miedo, pena, por la posible pérdida de su ser amado. El trabajador social desempeña una función de apoyo emocional y de colaboración al mantener constante comunicación con los familiares y con el personal médico (facilitador).

Una intervención adecuada del trabajador social con pacientes y familiares que solamente hablan castellano u otro idioma requiere de un firme entendimiento de dos idiomas complejos, además de la habilidad y destreza de poder comunicarse eficientemente en cualquier idioma y en diferentes situaciones. Los pacientes y miembros de su familia no están entrenados, no tienen experiencia y pueden sufrir desenlaces que podrían ser dramáticos cuando son confrontados con el estrés heredado en el contexto de la enfermedad del covid-19 coronavirus o de cualquier otra enfermedad.

Los trabajadores sociales que no hablan el mismo idioma del paciente o de sus familiares (castellano) pueden enfrentarse con retos importantes durante la entrevista y la evaluación.

Estos retos incluyen:
1. Comunicación inadecuada.
2. Provisión inadecuada de servicios.
3. Definición inadecuada de problemas y necesidades.
4. Falta de entendimiento adecuado del funcionamiento del individuo y la dinámica familiar.

La evaluación de diferentes situaciones y necesidades de los pacientes y de sus familiares puede resultar en serios problemas debido a la falta de entendimiento y aprecio de los contenidos étnico-culturales y socioeconómico. Las dificultades en la entrevista y la evaluación también pueden ocurrir cuando el trabajador social no tiene el adiestramiento académico adecuado para tratar con personas de diferentes grupos étnicos y culturales.

Situaciones que desencadenan situaciones de crisis en los trabajadores sociales:
1. Frustración de no poder intervenir en situaciones de crisis.
2. Decepción de la profesión por no proveer los elementos necesarios para generar cambio.
3. Decepción en el cliente por no seguir los consejos.
4. Culpa por no poder ayudar mάs.
5. Pérdida de control.

Las reuniones con los familiares de los pacientes admitidos al hospital demuestra ser una manera efectiva para que ellos puedan discutir sobre los aspectos emocionales y la toma de decisiones difíciles. Claramente, la más intensa de estas es la decisión de descontinuar el tratamiento médico de su ser amado.

Explorar los valores y deseos del paciente con los familiares en un lugar privado, donde hay tiempo suficiente para que expresen sus emociones y discutir temas difíciles, puede crear un ambiente de confianza. Estas reuniones son importantes porque la información compartida acerca del paciente puede ser escuchada por todos los miembros de la familia presente. También es este el momento oportuno para que puedan expresar sus emociones (tristeza, ira, miedo, alegría), los sentimientos (susto, dolor) y manifestar apoyo emocional “al tocar” con expresiones verbales de afecto.

Para algunos miembros de la familia, esta puede ser la primera vez que se han permitido pensar y hablar acerca de la realidad de la condición del paciente. El objetivo principal de la reunión con la familia del paciente es asegurar que los deseos del paciente sean respetados, que sus familiares estén enterados de esos deseos, que reconozcan que todo lo que se debe hacer para su recuperación se tenga que hacer y que el personal médico hará todo lo posible a su alcance para salvarle la vida y que se recupere.

El trabajador social clínico debe de explicar claramente la razón y los resultados deseados al inicio de la reunión. Por ejemplo, el trabajador social puede decir a la familia: “Aquí estamos para hablar de los valores y deseos de su ser amado, para discutir y explicar su condición médica, qué está pasando con el paciente ahora, las implicaciones de su condición, especialmente el pronóstico de su recuperación y hacer respetar juntos la decisión del paciente con respecto a los siguientes pasos a seguir basado en la recomendación del personal médico”.

El dominio médico y psicosocial están conectados al sistema de salud. El campo psicosocial de trabajo social es la base para crear una nueva sociedad con pacientes, familias y el personal médico.

El reto para los trabajadores sociales es el poder demostrar la relevancia de su capacidad profesional, emocional, intelectual y destrezas clínicas para entender y atender las necesidades emocionales de los pacientes y de sus familiares. El poder controlar las reacciones emocionales y espirituales de los pacientes y de sus familiares, es la base para una intervención clínica efectiva.

Los aspectos prácticos para poder establecer objetivos realistas entre los profesionales de salud, incluyendo los trabajadores sociales, comunicando de una manera eficiente en situaciones de crisis, utilizando las diversas respuestas ambiguas y, en ciertos casos, emocionales y ayudando a crear un sentido en la experiencia son importantes. La reunión con los familiares de los pacientes es importante por ser un vehículo excelente para la creación de un ambiente de comunicación honesta, enfocado en movilizar los recursos que están disponibles para así ayudar al paciente y a sus familiares hacia un plan de acción mutuo.

Conclusión:
De mi formación académica como trabajador social, he aprendido directa e indirectamente muchos mensajes que hacen de mi un excelente profesional y que afortunadamente hoy tengo una comprensión diferente que me permite vivir y ejercer mejor esta profesión. Quizás a pesar de la posible insatisfacción de muchos profesionales, pienso que persisten dificultades en los trabajadores sociales para poder hacer diferencia entre:

1. Dar lo mejor que tenemos y hacer lo mejor que podamos
2. El descanso es necesario para recuperar energía, disminuir el estrés emocional y recuperar la eficiencia profesional.
Todas estas ventajas adquiridas por la intervención de los trabajadores sociales en situaciones de crisis tienen la posibilidad de promover salud mental a los pacientes, a sus familiares y al personal médico. Personas fuera de la profesión de trabajo social tienen la posibilidad de no estar familiarizadas o informadas acerca de las destrezas de los trabajadores sociales. Falta de conocimiento de lo que los trabajadores sociales hacemos puede crear conflictos en la colaboración con otros profesionales de salud en el suministro de servicios. La eficiente intervención de los trabajadores sociales en situaciones de crisis depende, en parte en cómo otros profesionales y el público perciben a los trabajadores sociales y a la profesión.
El reto para los trabajadores sociales es poder demostrar la relevancia de su capacidad profesional y destrezas clínicas para mejorar la condición emocional de los familiares de los pacientes afectados por el covid-19 coronavirus. Los trabajadores sociales debemos contribuir en iniciativas de investigación, no solamente para demostrar la eficiencia de la profesión y de intervención, sino también para promover el reconocimiento entre colegas de otras profesiones de salud acerca de la importancia de identificar y comunicar las necesidades emocionales de los familiares. Los trabajadores sociales debemos entender que desempeñamos una función importante durante estos tiempos de crisis mundial.
Antes de ser trabajadores sociales somos personas sensibles, vulnerables al dolor, al miedo, a la tristeza, al rechazo y a muchos otros sentimientos. Es la máscara que nos ponemos frente a los demás, que genera en nosotros en situaciones de crisis como la que estamos experimentando en la relación con los eventos de la existencia de nuestra vida profesional.

Referencias

  • Garcés, C. (2018). La Intervención del Trabajador Social en el Centro Hospitalario-Retos para la Profesión. Edición Revisada. Palibrio.
  • Kira, P., Kira, J. (2004). What do Patients Receiving Palliative Care for Cancer and Their Families Want to be Told? An Australian and Canadian Qualitative Study. B. M. J: 328-1343

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s